De filosofía y cosas peores

Michael Torresini

 

Antes, en Canadá, el único problema al cual me enfrentaba cada mañana era si salir con un Rolls, un Mercedes, un Ferrari o un Porsche… Mi coche de batalla, para la sal que hay en las carreteras en invierno, era un Lincoln. De allí a la sensación de poder hacer lo que me daba gana. Ahora la situación cambió drásticamente, pues no tengo ni colección de coches, ni yate ni nada. Así que tuve que conformarme en ser feliz, simplemente por no tener que hacer lo que no me da gana. Esto lo escribí recientemente, motivado por mi nueva rutina, la de no tener absolutamente nada que hacer más de una visita semanal en un supermercado. Sin embargo, la cosa me dejó algo insatisfecho, me sentí como si sólo había encontrado una solución parcial, e inclusive algo sofistica, eufemística digamos. Así que ayer me puse a pensar como Dios manda, y así llegué a la mucho más satisfactoria conclusión que lo único que tenía que hacer para ser no parcialmente, o limitadamente, sino totalmente feliz, era la de invertir los términos a mi gusto y acordándolos a la realidad presente: Ya no se trata de poder hacer lo que me guste, sino simplemente que me guste lo que hago. NO es ningún trabalenguas ni juego de palabras, es el desarrollo inteligente de la situación anterior: si puedo no tener que hacer lo que no me gusta, el paso a que me guste todo lo que hago es muy breve.

Las baterías son el futuro del auto, según Elon Musk. Pero necesitan Litio. Y México tiene, y mucho…México cuenta con una de las reservas de litio más grandes del mundo, lo que, en caso de comprobarse, podría colocarlo como una potencia mundial en el uso y explotación de este elemento químico, considerado el oro blanco. De acuerdo con datos del sitio Mining Technology, México tendría el depósito más grande del mundo, con una reserva a probar de alrededor de 243 millones 800 mil toneladas de litio. Que este enigmático empresario sea algo de especial es comprobado por el increíble hecho que su compañía vale más de la Volkswagen, cien mil millones de dólares de valor bursátil. Hace rato que leo de él, pero nunca escribí una sola palabra. Ya saben, a mi esta vaina de los coches que andan como los aviones por piloto automático no me atrae para nada-junta con cualquier forma de sustitución de la habilidad humana con tecnología. Pero sí me gusta la física, y me gusta el silencio, y la ausencia de vibraciones de un motor eléctrico que saca como quinientos caballos, que llega a cien en tres segundos carajos, esto sí me gusta. No son baratos estos cochecillos, pero tampoco cuestan como un Ferrari-y parece duren dos millones de kilómetros…Vaya deseamos al señor Musk mucha suerte para que pronto México se vuelva una potencia minera de litio.

Normalistas de Ayotzinapa, habrían sido víctimas de intereses del narco protegido por el Gobierno de Peña. Esta es la versión actual que borra la “verdad histórica”, una versión que muestra la atrocidad del sexenio pasado. Gertz, el fiscal de la Nación, asegura que el Gobierno de Peña Nieto, en todas sus instancias, encubrió y mintió para ocultar la verdad de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. La desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa es una muestra de una conducta delictiva que refleja “los niveles de corrupción de un régimen político y administrativo”, dijo el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero en el informe de la dependencia por los seis años del hecho. Y agregó que no cabe la menor duda de que el gobierno anterior, en todas sus instancias, encubrieron, mintieron, torturaron y realizaron falsas diligencias para ocultar una trama que ahora se exhibe con toda su crudeza y realidad. El titular de la Fiscalía General de la República (FGR) dijo que la desaparición de los 43 normalistas de la escuela rural Isidro Burgos de Ayotzinapa fue producto de un choque de intereses del narcotráfico en Iguala, a la que llamó una “zona neurálgica” para la distribución de droga. “La presencia de los estudiantes fue letal en un momento de choque entre la delincuencia, coludida con las autoridades”, dijo el fiscal Gertz Manero. Y agregó que Tomás Zerón, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal y quien se encuentra prófugo en Israel, robó millones de pesos para encubrir pruebas del caso Ayotzinapa. Ya ven porque no parece que AMLO tenga resultados satisfactorios en cuanto al combate contra la corrupción: es que la corrupción había reinado absoluta e incontrastada durante demasiado tiempo; porque la caca de antes, no era una caca simple, era una caca revuelta y revuelta. Era una caca ubicua. Era la costumbre, el consentimiento tácito de la población inveterada por el largo uso. Por esto que es mucho más difícil de lo que parece acabar con la corrupción en este país. Poco a poco, como dicen los autóctonos.

Al asegurar que hubo un pacto de silencio, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se está buscando que los detenidos por el caso Ayotzinapa puedan ser considerados como testigos protegidos y llamó a sus familiares a que exhorten a los detenidos a dar conocer información veraz sobre el caso pues garantizó que si colaboran tendrán consideraciones de carácter legal. La verdad, esta vaina de los testigos protegidos se está volviendo muy de moda- ¡Y sirve!

“Se está buscando también que los detenidos puedan ser considerados como testigos protegidos porque hubo como un pacto de silencio, un acuerdo para que no se hablara, y hay que romper ese pacto de silencio, los detenidos están contando lo que sucedió y como hay nuevas detenciones, yo hago el llamado a los detenidos y a sus familiares de que ayuden dando cualquier información veraz sobre los hechos y si colabora van a tener consideraciones de carácter legal. ¡Por fin alguien lo dijo! Así sí va a empezar otro show, y más cruento que los otros. No más yo hubiera sido más especifico prometiendo la absolución si con su declaración se logra enjuiciar a un verdadero culpable, a un verdadero artífice, a un verdadero autor o causador de la matanza.