De filosofía y cosas peores

Michael Torresini

Seis exministros de salud pidieron rectificar el rumbo en el manejo de la pandemia por la COVID-19, pues consideraron que esta está “fuera de control” y propusieron un plan nacional de dos meses que incluye, entre otras cosas, la aplicación de pruebas, medidas de contención y confinamiento estricto. “Hay que decirlo: a seis meses de la pandemia la crisis sigue fuera de control. Hemos rebasado el escenario catastrófico planteado por el Gobierno federal y sabemos que este número puede ser tres veces mayor”, afirmó Salomón Chertorivski, presidente de la organización Pensando en México y secretario de Salud del 2011 al 2012. El informe por Chertorivski, José Ángel Córdova, Julio Frenk, Mercedes Juan, José Narro y Guillermo Soberón, todos exsecretarios de Salud, concluyó que México está pagando una estrategia fallida que subestimó la gravedad de la pandemia de la COVID-19 que suma en México 642.860 contagiados y 68.484 muertos. Es por ello que propusieron un plan nacional que consta de 14 recomendaciones como aplicar 127.000 pruebas semanales, además del USO OBLIGATORIO DEL CUBREBOCA en lugares públicos-lo que yo mismo he dicho y he repetido un sinnúmero de veces. Yo no puedo saber cuántas pruebas semanales se deben o más bien se pueden aplicar, pero el uso de medidas como el cubrebocas, salir de casa lo menos posible, manteniendo la distancia que se pueda con los demás, a parte el continuo y escrupuloso lavado de manos, son cosas que cualquier persona con un poquito de cultura, un poquito de inteligencia y un poquito de civismo debe entender y poner en práctica-y el hecho que hay mucha gente que no parece entenderlo me motiva a seguir repitiéndolo.

Luego que una exsecretaria y cinco exsecretarios de Salud anunciaran un plan que acabará con la pandemia en el país en ocho semanas, el cual incluye la aplicación nacional de pruebas para ubicar el movimiento del virus, el secretario de Salud, Hugo López-Gatell, consideró que es alentador que haya gente con iniciativa y sugirió a los exfuncionarios que patenten su solución. “Sería de gran valor, yo creo que esto podría dar lugar a una especie de patente, porque eso se necesita en todo el mundo. La pandemia sigue activa en el mundo entero. China ha sido el único país que, hasta el momento, ha declarado el final de la epidemia. Si hay un grupo selecto de exsecretarios de Salud de México que tienen la fórmula para controlar la epidemia, pues la leeré con gran interés, espero que esté disponible al público”. En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, se refirió al asunto como “fórmula mágica” y señaló que pedirá al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, promover la estrategia en otras partes del mundo. Hasta aquí yo huelo mucha sorna, pues finalmente la “fórmula mágica” es lo que sigo repitiendo y lo que hicieron los países europeos: en España casi había acabado la pandemia. Casi. Y esto fue el error-se precipitaron a la normalidad demasiado temprano-y ahora es como antes, mala. En Francia e Inglaterra pasó algo de parecido, aunque no tan malo; y en Alemania todo va bien. Fijasen la muy interesante coincidencia: Alemania es más disciplinada de Inglaterra-que es más disciplinada de Francia y esta de España. La fórmula mágica es el CIVISMO.

Siguiendo con la lucha de conseguir apoyo para utilizar el dióxido de cloro como tratamiento para combatir el covid-19, la organización Tribuna de Vigilancia Ciudadana A.C. acudió a manifestarse en la Ciudad de México, donde se manifestaron, llevaron a cabo la entrega de una carta, una de ellas fue recibida por gente del presidente Andrés Manuel López Obrador y otra en la recepción de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). “Tenemos la base y sustento para lograr advertir la necesidad para que esta comisión se pronuncia en favor de la opción alterna correspondiente al tratamiento para prevenir y tratar el covid-19 mediante el dióxido del claro aplicado conforme a los protocolos de investigación que han dado resultado en múltiples personas…solicitamos y confiamos que se atienda la referida en estado petición de forma urgente…”, se lee en el escrito. Yo personalmente me interesé en el tema y seguí atentamente a una doctora boliviana que lo aconsejaba. Esto fue ya hace rato, en el entretiempo empecé a ver notas negativas que más bien se pueden llamar difamatorias-de allí a esta manifestación. Me acuerdo que hace no mucho, salió en las noticias que un niño había fallecido por este dióxido de cloro, pues se había tomado un litro y medio-digo, un niño que se toma litro y medio significa nada, pero la noticia hizo bastante revuelo. Yo tengo una explicación, digamos, pacífica: Los entes e instituciones gubernamentales siempre tienden al pesimismo, a la defensiva, vaya finalmente a la protección de los ciudadanos. Esta Tribuna de Vigilancia Urbana sí tiene razón, pero la actitud negativa del oficialismo es comprensible. Yo no he probado este dióxido, pero me tomo tres litros de agua que fue purificada-como toda, con dióxido de cloro. Sugiero me imiten y compren un pack de 12 en Aurrerá a $3:40/litro.

Un consejo más barato aun: Independientemente de su edad, peso y condiciones físicas, corran: No importa si sólo aguantan dos minutos como yo, o dos horas como un campeón, LO QUE CUENTA ES QUE CORRAN HASTA QUE YA NO PUEDAN EN ABSOLUTO. Ya habrán abierto la boca porque necesitarán más aire de la que puede pasar por las narices. En mi humilde opinión, esto le hará más bien del dióxido de cloro y sin absolutamente ningún problema. Es la mejor cosa que puedan hacer contra cualquier problema cardíaco, y por separado tiene una ventaja psicológica: en el momento que paran, porque ya no pueden absolutamente más, sentirán como se sienten al no poder respirar-un acicate extra a evitar a toda costa este pinche coronavirus.