De filosofía y cosas peores

De filosofía y cosas peores

Michael Torresini

Una buena noticia para los habitantes de “La Novia del Sol”: Factores como luz solar, temperatura, ozono y humedad inactivan la propagación de este coronavirus. Un análisis realizado por médicos investigadores de la ciudad de Monterrey en Nuevo León, está basado en un artículo publicado por la Universidad de Maryland en Baltimore en Estados Unidos, el cual revela que el Covid-19, es sensible a la luz solar, al calor y a la humedad, pues el incremento en estos factores reduce la supervivencia del virus en superficies contaminadas. Yo ya había deducido esto desde hace rato, desde los números de la expansión del Covid en mi país natal, Italia, donde la mayoría de los casos se concentraban en Milán y en el frío norte, mientras que, en el soleado sur, de Nápoles para abajo, los casos eran muy inferiores. Para que se entienda mejor todo el tema, voy a copiar los datos mundiales actualizados a continuación. Más de cuatro millones de contagiados y más de 280,000 muertes-de los cuales Europa y Estados Unidos aglutinan el 85% de la totalidad. Con una gran e importantísima diferencia, que mientras en EEUU los casos siguen en aumento, en la culta Europa están en neta picada, al punto que países como España, Francia e Italia ya están empezando a relajar las estrictas medidas. Al contrario, la fría Rusia, que hasta a hace poco era muy levemente afectada, tiene ahora más de cien mil casos confirmados.
Localmente, insisto una vez más con mi cruzada contra la ignorancia. Son nueve años que escribo esta columna para esta finalidad, pero ahora tengo una razón extra, una razón muy importante, una razón que hasta el menos interesado en la cultura TIENE que entender: la ignorancia es la madre de todos los males del mundo y hasta MATA. Últimamente he llegado hasta la paradojal esperanza que esta terrible vaina, por lo menos tenga su otro lado de la moneda-aumentar el nivel cívico de los mexicanos en general y de los jarochos en particular. En los lugares públicos más…civilizados, en Chedraui, por ejemplo, hay un buen nivel de cuidado, es decir de civismo; pero en el mercado, donde afluyen los campesinos desde sus ranchos, muy, muy pocos llevan cubrebocas-lo que no es sorprendente ya que ni siquiera los empleados, los que despachan lo hacen.
Por fin algo de natural y positivo: Una llama de nombre Winter podría ser el eslabón clave que lleve a la elaboración de la vacuna contra el coronavirus, ya que este animal produce anticuerpos que neutralizan el SARS-CoV-2, que es el causante de la covid-19. La revista Cell es una de las publicaciones médicas más prestigiosas del mundo y en su edición más reciente presenta estudios de la Universidad de Texas y la Universidad de Gante (Bélgica) que abren la posibilidad de una cura por medio de la llama Winter.
Los investigadores vincularon dos copias de un tipo especial de anticuerpo producido por las llamas para crear uno nuevo “que se une firmemente” a la proteína Spike del coronavirus, que es clave para que esta penetre en las células humanas. Las pruebas iniciales in vitro indican que el nuevo anticuerpo bloquea a los virus que tienen dicha proteína para que no infecte a células en cultivo, según explica la Universidad de Texas en un comunicado.
Winter es el nombre de una llama de cuatro años que pertenece a la especie Lama glama. Vive desde su nacimiento en un amplio recinto de un centro especializado en investigación científica y sanitaria en Bélgica. Acordémonos que la llama es un mamífero artiodáctilo que suele habitar los altiplanos de los Andes de Perú, Bolivia, Chile, Ecuador y Colombia. ?
Artiodáctilo lo acabo de aprender, pero aparte este pormenor acerca de sus patas, la llama es simplemente un camélido, un camello en miniatura que la magnífica naturaleza no ha dotado del enorme tanque de agua de los camellos y dromedarios de las áreas desérticas de África y Oriente Medio, sino de la agilidad necesaria para estos montañosos países andinos. El pelo de la llama es de impalpable suavidad, pero sus tenues guedejas están cinceladas por el duro viento de las montañas, donde ella se siente a casa y se pasea con arrogancia, levantando el cuello esbelto para que sus ojos se llenen de lejanía, para que su fina nariz absorba todavía más alto la destilación suprema del aire enrarecido…
Hace poco he relatado que se encontró que la nicotina bloquea el acceso, por así decirlo, a este mortífero y muy agresivo Covid-19; obviamente, dada la importancia enorme del tema, se escribe muchas cosas al respecto: Se advocó el ajo, la vitamina D y el sol que aumenta su producción natural-que es mejor de las cápsulas de aceite de hígado de tiburón que compro en Simi. Ni una de estas cosas está científicamente comprobada-e yo, para eliminar la duda y como siempre, he usado la filosofía …callejera. Que el ajo sea un potente antibiótico natural es comprobadísimo, y como que no cuesta nada en ningún sentido, he aconsejado usar dos o tres dientes picados en ensaladas.
Ahora, es decir ayer, he checado la incidencia de esta pandemia en Turquía, donde el Ministerio de Salud informó que el número de casos mortales por coronavirus en el país aumentó a cuatro, digo cuatro. El ministro de Salud, a través de su cuenta de Twitter, declaró que el último fallecimiento con Covid-19 fue una mujer de 85 años, con lo que la cifra total de fallecidos por el coronavirus subió a cuatro. El titular turco reportó también que el balance total de casos se elevó a 359 en el país. Yo conozco bastante bien casi toda Turquía, y no creo haya un país del globo terráqueo donde se fume tanto como allí. Antes fumaba como cinco cigarros livianitos al día, es decir la nochecita, para relajarme-ahora fumo diez. Otro país donde se fuma mucho es Cuba; al corte del 9 del mes, hay 1,783 casos confirmado-de los cuales 1,553 fueron hospitalizados, pero la mayoría se recuperaron-1,229, mientras que 77 fallecieron. Por referencia os acuerdo que en México hay 35,022 casos confirmados, de los cuales casi la mitad se recuperó, mientras que 3,465 fallecieron. Ahora falta un dato para poder traer conclusiones-la población de Cuba es la décima parte que en México aproximadamente; mientras que en Turquía es de 82 millones-al igual que Alemania-y casi dos tercios de México. ¡A fumar pues!