Da a luz de 13 años de edad; no sabía por qué ‘le crecía la panza

Sarita fue violada a partir de los 10 años por su propio padre, en una humilde localidad de las montañas de Ecuador, en la cordillera de los Andes; fue madre a los 13 años de edad.

Reveló a la BBC que al igual que su hermana, también menor de edad, era víctima de incesto y nadie lo sabía; no entendía por qué su padre “la agarraba” pese a que ella decía que no.

A los 12 años ni siquiera sabía por qué estaba embarazada, solo sabía que le crecía la panza y no entendía por qué. Finalmente, tras parir a los 13 años de edad, dejó a su hija bajo un puente, pero como nadie la recogió y se la volvió a llevar consigo.

Narra que su madre sintió celos pese a ser su propia hija cuando supo de los hechos y prefirió callarse, aun cuando el violador “es el hombre de la casa” y su mamá, también fue abusada.

Fuente: BBC/foto:Twitter/doh