Con atole y tamalitos en la 4 de agosto

Willy Trápaga

Reportero de Crónica TB

 

El día de ayer por la mañana se llevó a cabo una misa en la capilla de la Av. 4 de agosto, para conmemorar el 86 aniversario de la avenida, al finalizar los vecinos asistentes compartieron unos tamalitos con atole para no dejar pasar desapercibida esta fecha.

Cuidando el protocolo de salud para evitar el contagio del coronavirus y para recordar a los pioneros de esta avenida, los que fundaron la colonia ¿no es así?.

“De hecho no se pudo hoy para acatar las normas de las autoridades de salud, no se les citó a las personas que se les iban a dar sus reconocimientos y que han participado con nosotros y personas que con anterioridad hicieron las festividades, todos cuidamos las normas de salud, con cubre bocas, gel antibacterial, aquí estamos también simbólicamente invitados”.

-¿Me puede dar los nombres de los primeros pobladores de la 4 de agosto?-

“Está Pedro Cancino, don Sixto, nuestro amigo Alfredo Galicia Cárdenas, la familia Martínez, Pedro Montenegro, hay un sin número de personalidades que ya pasaron a la otra vida y nos dejaron, ahorita no recuerdo a todos pero son las personas que llegaron a participar aquí, haciendo este tipo de festejos con un buen fín, el primer fin fue pavimentar la calle, y así sucesivamente haciendo mejoras, ahorita la mayor parte de las calles de la colonia ya las tenemos pavimentadas, faltan pocas, pero la festividades son la feria, en ocasiones los bailes y demás son con fines de aportarle algo a enfermos renales, VIH, o personas con alguna situación de necesidad económica, con ese fin lo hacemos”.

“Cabe mencionar que respecto a la feria que está ahorita, nos deslindamos, ya que nosotros nos somos partícipes de esa feria”.

-Hay gente que deja mucha huella y ya son 86 años festejando esto y ahorita con lo de la pandemia y no se ve muy triste, pero sí hace falta la algarabía de todos los vecinos y de los que vienen de comunidades rurales y pasan por aquí. Pero ahora ya es diferente.

“Sí, yo recuerdo cuando era niño jugaba en bicicleta y esto era empedrado, llegaba el potrero hasta un poquito delante de la primero de Mayo, y realmente las fiestas eran diferentes, había carreras de caballos, era otra situación muy bonita, ahorita lo hacemos diferente tratando de realizar los festejos tradicionales que antes se hacían, queríamos meter la carrera de burros, pero creo que ya ni hay burros en Tierra Blanca, todo con fines de que esta fiesta no se pierda la tradición y los vecinos y parte de los terrablanquense participen, y vaya saliendo cada vez mejor, pero por la situación de la pandemia no pudimos hacerlo como queríamos”.

Esa fue la opinión del Sr. Salvador César Guzmán, vecino de la colonia.