Comercios no acataron el decreto del Gobernador

*-Taqueros, carniceros, cocineras, pescaderías, todos los que vende alimentos, nadie usa guantes! y la autoridad no los obliga

Ismael Maldonado Larios/Reportero de Crónica TB

 

Día dos del decreto emitido por el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez y publicado en la gaceta oficial del Estado, el municipio envía toda su artillería y empieza ayer jueves a cerrar calles y avenidas.
Serían las 7:30 de la mañana cuando Transito del Estado apoyados con elementos de la Policía Preventiva Municipal al mando de Andrés Saucedo Rodríguez cuando cierran la calle Independencia esquina con la avenida Miguel Lerdo, por lo que los pocos vehículos empiezan a desviarse por otras rutas que aún no se cerraban como era la calle Constitución.

Casi a las 7:50 de la mañana elemento de Protección Civil acompañados por elementos de la Fuerza Civil de la Delegación Octava de Seguridad Publica cierran la avenida Francisco I. Madero esquina Independencia y de ahí rápidamente se trasladan hasta la avenida Benito Juárez en donde aplican el mismo operativo cerrar la avenida Benito Juárez esquina con la calle Pedro García.

Poco a poco todos los puntos de acceso al centro de la ciudad fueron cerrados a la circulación de vehículos, las corporaciones de Policía, de Protección Civil, de Salud, de Transito Estatal y Municipal aplicaron el operativo para no permitir la entrada de vehículos y motos al centro de la ciudad.

A las 8:30 de la mañana el Director de Protección Civil Florentino Jiménez Castro da a conocer de las medidas que ya se estaban aplicando y que quedarán plasmadas hasta el próximo 31 de Julio de acuerdo al decreto del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez porque la pandemia ha rebasado a las autoridades estatales y municipales al no aplicar medidas drásticas.


Recomienda el Director de Protección Civil Florentino Jiménez evitar sanciones a todos los automovilistas que circulen en sentido contrario para poder ingresar al centro y también a los motociclistas, pero ni eso paro la movilidad de personas en el centro de la ciudad, peor aún los vendedores ambulantes todos se instalaron, en las esquinas ahí estaban los que venden frutas de temporada, agua y hasta el que vende hojas para tamales.

En la entrevista menciona que los comercios que tienen venta de comida solo podrán trabajar pero para llevar, es decir no pueden tener gente en sus locales y no podían instalar mesas y sillas, para evitar que la gente acudiera al centro y además los negocios no esenciales tenían que cerrar, algo que jamás sucedió y ahí estaban abiertas desde papelerías, zapaterías y tiendas de ropa.

 


Los comercios de comida no acataron la disposición de solo tener venta de comida para llevar, ahí los tenían comiendo en mesas y sillas que sí fueron instaladas, por lo que elementos de la Policía Preventiva Municipal tuvieron que acudir y explicarle lo que ya les habían dicho, aún así muchos se pusieron renuentes y no acataron la disposición retando a la autoridad quienes hasta ahora no han sancionado a nadie.

Alrededor de las 12:30 de la tarde el centro lucía vacío de coches, pero motos había por todos lados, circulando en sentido contrario y riéndose de la autoridad que a veces hasta les pasaban enfrente y ni siquiera eran reconvenidos de palabras por lo que algunos ciudadanos de los que acudieron a comprar su despensa para no salir los próximos días dijeron que eso de cerrar las calles no sirvió de nada si no empezaba a sancionar la autoridad a todos aquellos que se burlan de ellos.


Alrededor de las 15 horas el centro se vacío, la circulación era ahora si en un 50% algo que se pretendía desde el transcurso de la mañana y que finalmente poco se logró porque la gente sigue con la idea de que la pandemia es solo un invento del Gobierno que lo único que quiere es que quiebren los negocios a pesar de que todos los días mueren de una o dos personas.

A las seis de la tarde como estaba establecido el operativo concluyo se reabrieron las calles y el flujo vehicular nuevamente fue el mismo, los negocios algunos cerraron y otros se mantuvieron abiertos a pesar de que no son de primera necesidad.