Combate al huachicoleo: Sedena aseguró 710,000 litros de hidrocarburo entre enero y febrero

A través de un comunicado, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dio a conocer los resultados obtenidos de las acciones del Plan Conjunto del Gobierno de México para Combatir el Robo de Hidrocarburos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en los estados de Hidalgo y Tabasco.

Dichos aseguramientos se realizaron del 27 de enero al 22 de febrero de 2021, en conjunto con la Guardia Nacional (GN), el Ejército Mexicano, elementos de la Fiscalía General de la República (FGR)y personal de Pemex.

En el estado de Hidalgo, informaron, se han recuperado 590,000 litros aproximadamente de hidrocarburo, mismos que permanecen bajo resguardo de la FGR en un depósito ubicado en el poblado Las Lajas, municipio de Santiago Tulantepec.

Todo el combustible fue trasladado con el apoyo de una Unidad de Presión y Vacío, para su almacenamiento en una Estación de Rebombeo, ubicada en el municipio de Huauchinango, Puebla, con el objeto de llevar a cabo el análisis, cuantificación y descarga correspondiente.

Mientras que en Tabasco, en las inmediaciones del municipio de Cárdenas, se localizó una toma clandestina no hermética de la cual emanaba hidrocarburo en forma de fuente con una altura aproximada de 3 metros.

Al momento de ubicarla, personal del Sector Ductos de Pemex inhabilitó la toma clandestina, con lo que recuperó aproximadamente 120,000 litros de combustible contaminado y extraído de manera ilícita.

Asimismo, aunque en menor medida por entidad, se han ubicado e inhabilitado 22 tomas clandestinas en los estados de Chiapas, México, Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Puebla, Sonora y Tabasco.

Desde que comenzó la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador en 2018, el combate al robo de combustible ha sido uno de sus principales intereses, de ahí que designó esta tarea al Ejército y la Guardia Nacional. Los castrenses también custodian la circulación de pipas y planean rutas de distribución para surtir a terminales de abastecimiento para las gasolineras.

En el mes de febrero, se llevaron a cabo varias incautaciones de combustible de procedencia ilegal en varias zonas del país. Por ejemplo, el 10 de este mes, en Zapotlanejo, Jalisco, elementos de la Guardia Nacional detuvieron a un sujeto que transportaba 31,000 litros de combustible posiblemente obtenido de manera ilícita.

Mientras que en el estado de Colima, se logró asegurar otro tractocamión que transportaba 58,463 litros de combustible, así como una manguera y dos sellos de seguridad.

Un día después, en Nuevo León, autoridades federales interceptaron a un conductor de un tractocamión acoplado a semirremolque tipo tanque, que transportaba alrededor de 34 mil litros de hidrocarburo sin poder acreditar su legal procedencia.

De acuerdo con la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Hidrocarburos, quien sustraiga, altere los procesos de medición, oculte, transporte de forma ilegal, enajene o permita intercambios de hidrocarburo por otra sustancia, podría ser sancionado con penas de 20 a 30 años de prisión además de una multa económica.

Uno de los estados donde ha destacado esta actividad ilícita ha sido Hidalgo, territorio donde durante el año 2020 la FGR aseguró más de 850,000 litros, según datos de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA).

En ese mismo periodo se ejerció acción penal en contra de 94 personas involucradas en crímenes derivados de la sustracción y posesión ilegal de hidrocarburos, informó la FGR en un comunicado el pasado domingo. Durante el 2020 se iniciaron 1,029 carpetas de investigación: 521 por el delito de sustracción ilícita, 436 por el delito de posesión ilícita, y 72 por otros delitos vinculados al combustible.