Colectivos acusan que Periciales contaminaron fosas de Ixtac

*.-El pasado 4 de febrero, la Comisión Estatal de Búsqueda confirmó el hallazgo de nuevas fosas en Campo Grande, en Ixtaczoquitlán

Por Sergio Ramírez

Orizaba, Ver.- El Colectivo de Familiares de Desaparecidos Orizaba-Córdoba denunció que personal de Servicios Periciales contaminó la zona de Campo Grande, donde fueron encontradas nuevas fosas clandestinas en el municipio de Ixtaczoquitlán.

De acuerdo con Araceli Salcedo Jiménez y Ana Lilia Jiménez Sandoval, el equipo multidisciplinario de la Dirección General de Servicios Periciales, a cargo de Ernesto Ronzón, incumplió los protocolos que marca la ley al acudir al lugar sin el equipo adecuado.

Las integrantes del colectivo señalaron que los elementos de Periciales ingresaron a la zona sin gorros, trajes Tyvek, guantes y zapatones.

Mientras el personal ingresó a los predios, las madres del colectivo fueron impedidas para acercarse a fotodocumentar. Incluso, aseguraron que fueron amedrentadas por un policía ministerial con ser retiradas del lugar por la Policía Estatal.

Según las integrantes, por primera vez la Fiscalía General del Estado (FGE) convocó a agrupaciones de búsqueda para asistir a una diligencia en la que participa el Colectivo de Familiares de Desaparecidos Orizaba-Córdoba.

Para las madres de dicho colectivo, la FGE buscó generar una división entre las diversas agrupaciones de búsqueda de personas desaparecidas con esta acción.

“Dice la fiscalía que en esta diligencia sí se está aplicando la ley al cien por ciento, abrió la convocatoria a todos los colectivos para que vinieran a trabajar esta diligencia junto con nosotros y qué bueno.

Qué bueno, porque la Fiscalía abrió así la pauta para que se integraran más madres que están sufriendo el mismo dolor que nosotros. Qué bueno, pero ojalá los otros colectivos se den cuenta que nunca había hecho Fiscalía esto”, expresaron.

Salcedo Jiménez consideró que la FGE sólo quiso usar a los colectivos con la idea de que las familias se contrapuntearían. Lejos de eso, la activista cree que las familias no deben tener diferencias, ya que buscan un mismo fin.

El pasado 4 de febrero, fueron halladas cinco fosas clandestinas en un predio de la localidad de Campo Grande del municipio de Ixtaczoquitlán, por personal de la Comisión Estatal de Búsqueda y de la FGE.

Ana Lilia Jiménez Sandoval reveló que se lograron ubicar los primeros restos humanos en algunos de los cuadrantes, sin embargo, se desconoce a cuántas personas corresponden.

Este viernes, las integrantes del Colectivo acudieron al municipio de Ixtaczoquitlán por cuenta propia para asistir a las diligencias que se llevaron a cabo.