¡Chivas descendido y Cruz Azul campeón! Así sería la Liga MX con torneos largos

Si los torneos cortos no hubieran llegado al futbol mexicano, el América sumaría solo un título en 23 años y el Rebaño y Pumas habrían descendido dos veces.

El resultado es asombroso. Al echar a volar la imaginación sobre un futbol mexicano con torneos largos desde 1996, cuando se instauraron las campañas cortas, la realidad sonaría radicalmente distinta. Cruz Azul no sufriría 23 años de sequía, el América apenas tendría solo un título en 23 años y Chivas ninguno. En cambio, el Rebaño habría descendido dos veces, igual que Pumas, mientras que clubes de nostalgia como Irapuato, La Piedad, Colibríes o Indios de Ciudad Juárez nunca se hubieran ido. Ese sería el resultado si la Liga MX tuviera formato europeo incluso en su descenso, con los últimos dos equipos directo al circuito menor y el tercer peor con la posibilidad de salvarse pero solo si gana un Repechaje contra un equipo de lo que hoy es la Liga de Expansión.


Siempre sui géneris, el futbol mexicano ha cambiado varias veces de formato y este semestre no es la excepción, porque volvió el Repechaje para la Liguilla, con 12 de los 18 equipos con posibilidad de no ser eliminados en la Fase Regular. Guste o no, el formato del futbol mexicano siempre ha dado para la polémica, como cuando se dejaron atrás los torneos largos y se convirtieron en dos torneos cortos, escenario que ahora otorga a dos monarcas por temporada. Pero Te has puesto a pensar ¿Qué pasaría si se siguiera jugando de esa manera la Liga MX? En Mediotiempo nos dimos a la tarea de analizar cómo hubieran terminado esas 24 temporadas con formato europeo, de agosto a junio, sumando los puntos obtenidos y con un solo Campeón por ciclo, así como los descendidos y quienes hubieran jugado un Repechaje para mantener la categoría.

EL INICIO DE LOS TORNEOS CORTOS EN MÉXICO

 

Fue en el verano de 1996 cuando la Federación Mexicana de Futbol cambió formato por dos torneos, el primero de agosto a diciembre y el segundo de enero a mayo, cada uno con su Liguilla, mayores ingresos comerciales, ventas de televisión y el agrado de la afición que ya no tendría que esperar 10 meses para conocer al equipo que se coronaría. A partir de entonces y hasta la fecha se han disputado 48 torneos cortos donde han participado 32 clubes con 14 campeones diferentes. Pero si cambiamos la historia, quitamos las Liguillas y otorgamos un solo ganador por campaña, las cosas serían muy distintas.

TOLUCA Y CRUZ AZUL SERÍAN LOS DUEÑOS

Contrario a la situación actual de La Máquina y su sequía de 23 años sin título de Liga, en torneos largos el equipo de La Noria sería el más ganador junto a los Diablos Rojos. Ambas escuadras sumarían 5 títulos. En el caso de Toluca, la hegemonía que tuvo a finales de los 90 y principios de los 2000 con Enrique Meza se ve reflejada en este estudio, mientras que en Cruz Azul el dominio se hubiese extendido por tres décadas diferentes.

Al mismo tiempo podemos observar que Guadalajara no se habría podido coronar en los últimos 24 años y América y Pumas apenas sumarían una estrella más a su escudo. También sorprende la aparición de “campeones” como Atlante, Morelia y Xolos (si bien los Potros sí fueron monarcas en 2007 en este lapso de torneos cortos), además del ineludible resurgimiento poderoso de Tigres y Rayados en la última década.

LOS DESCENSOS QUE PUDIERON SER

Pero también vamos a la parte baja de la tabla, donde nadie quiere estar. Con formato europeo, sin porcentaje y los últimos dos lugares de cada año con descenso automático, sorprende que Chivas y Pumas se habrían ido no una sino dos veces. Chivas habría descendido en 2001 cuando solo sumó 36 puntos en 34 juegos del año futbolístico 2000-01, así como en el 2013-14 en que sumaron solo 33 unidades. El caso de Pumas sería similar porque en el 2004-05 acumuló solo 37 puntos y en la 2005-06 apenas 38 unidades. Lo que no habría cambiado serían las tristezas de Veracruz, Puebla, Atlas, Tecos o Necaxa, porque constantemente habrían descendido.

¿Y LOS REPECHAJES PARA NO DESCENDER?

En el hipotético caso de que el tercer peor equipo tuviera que jugar un Repechaje contra un equipo del Ascenso para mantener la categoría, tanto Chivas, como Cruz Azul y Pumas se habría visto en esas. América sería el único verdaderamente “grande” que no habría descendido ni jugado un Repechaje, mientras que Puebla sería el equipo con más repescas, seguido de Querétaro y Atlas. Así de radical sería la diferencia si no existieran los torneos largos: Chivas y América estarían lejos de presumirse como los más ganadores, Cruz Azul sería el máximo referente del futbol nacional, pues tendría un total de 13 títulos, el último de ellos apenas en 2014 y no como lo marca su cruel realidad, el del Invierno 97.