Católicos celebran Domingo de Pascua con las parroquias cerradas

*Nuevamente el párroco del Santuario Guadalupano ofició la misa dominical de manera virtual y con la parroquia vacía.

Manuel Regueyra
Reportero de Crónica TB

Por motivos de la pandemia provocada por el coronavirus, las parroquias y capillas que hay en la ciudad no pudieron celebrar como otros años la resurrección de Jesús, la fiesta más importante de la Fe Católica.
Al igual que el Domingo de Ramos, día con que da inicio la Semana Santa y los cristianos celebran la entrada de Jesús a Jerusalén, el Domingo de Pascua o Domingo de Resurrección, las tres parroquias que hay en Tierra Blanca permanecieron cerradas a la feligresía.
Considerado el Domingo de Resurrección la fiesta más importante para el catolicismo, que es cuando adquiere sentido toda la religión, ya que Cristo triunfo sobre la muerte y con esto abrió las puertas del cielo.
En la misa dominical se recuerda de manera muy especial esta gran alegría. Se enciende el Cirio Pascual que representa la luz de Cristo resucitado y que permanecerá encendido hasta el día de la Ascensión, es decir, cuando Jesús de Nazaret sube al cielo.
La resurrección de Jesús es un hecho histórico, cuyas pruebas, entre otras, son el sepulcro vacío y las numerosas apariciones de Jesús a sus apóstoles.
En el Santuario Guadalupano, el párroco Miguel Antonio del Valle Gómez, al igual que el Domingo de Ramos, celebró la misa dominical con una parroquia vacía y de manera virtual, subiéndola a las redes sociales para que los creyentes desde sus casas la siguieran.
En la parroquia de Nuestra Señora del Carmen las puertas permanecieron, al igual que el Domingo de Ramos, las puertas estuvieron cerradas y no se ofició la misa dominical, por lo menos durante la mañana.
Y la parroquia Sangre y Cuerpo de Cristo, igualmente permaneció cerrada todo el domingo y tampoco se ofició misa dominical de manera virtual, como lo hizo el párroco Miguel Antonio del Valle Gómez en el Santuario Guadalupano.
Doña Matilde y doña Juana, fervientes católicas, que tienen más de 40 años asistiendo a la parroquia de la virgen de Guadalupe, ahora Santuario Guadalupano, dijeron que era verdaderamente lamentable para los católicos no celebrar la Semana Santa, que nunca antes había sucedido algo así.
Sin embargo las dos católicas bautizadas argumentaron que no asistir al Santuario Guadalupano para festejar la fiesta más importante de la Fe Católica, no es motivo para no hacerlo en casa, que gracias a la tecnología, ellas desde sus casas siguieron la misa dominical que ofició el párroco, tanto el Domingo de Ramos como el Domingo de Resurrección. Dios sabe muy bien porqué hace las cosas, dijeron las dos señoras católicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.