Balacera y persecución en Córdoba deja 3 detenidos y un secuestrado rescatado

Córdoba, Ver.- (AVC) Una persecución y balacera protagonizada entre cuerpos policiales y hombres armados sobre la autopista Córdoba-Puebla, a la altura del kilómetro 291 perteneciente al municipio de Córdoba, dejó como saldo tres presuntos plagiarios detenidos, un hombre que minutos antes había sido privado de su libertad rescatado y un vehículo de color rojo asegurado.

El ahora rescatado fue identificado como: Miguel “N”, el cual fue ingresado al hospital de Yanga debido a que recibió dos impactos por arma de fuego.
Mientras que los ahora detenidos responden a los nombres de: Víctor “N”; Irving “N” y José “N”, los cuales fueron ingresados al Hospital General de Córdoba, debido a que resultaron con impactos de arma de fuego durante la refriega.


Alrededor de las 07:50 horas, tres hombres interceptaron y privaron de su libertad a un hombre que viajaba en su automóvil marca Volkswagen tipo Jetta de color rojo con placas de circulación: YKX4303 del Estado, llevándoselo sobre la carretera federal Córdoba-Veracruz.

Tras confirmarse el plagio, oficiales de la policía estatal y municipal de Yanga, detectaron el vehículo sobre dicha carretera federal con dirección al municipio de Cuitláhuac y luego de darle el alcance e indicarles que detuvieran su marcha, los secuestradores atacaron a los oficiales para posteriormen tedarse a la fuga, iniciando la persecución y la balacera.

Al operativo de detención se sumaron más oficiales de la policía estatal, así como elementos de la Fuerza Civil, Guardia Nacional, Sedena, Policía Federal y Municipal de Córdoba, quienes lograron detener el vehículo justo en el kilómetro 291 del tramo carretero La Luz- El Tecnológico de Monterrey, en donde sometieron a los plagiarios y los trasladaron a dicho Hospital en donde permanecen en calidad de detenidos.

Al sitio acudieron oficiales de la Policía Ministerial, así como personal de la Fiscalía y Peritos, quienes tomaron conocimiento, integraron una carpeta de investigación y recogieron y aseguraron varios casquillos percutidos de arma de fuego.
La unidad fue remolcada al corralón oficial hasta el deslinde de responsabilidades, ya que fue parte de la evidencia.