“Arigato”: Tokio dice adiós a unos Juegos Olímpicos envueltos en la incertidumbre y pasa la estafeta a París 2024

 

CIUDAD DE MEXICO (apro).- “Arigato” (Gracias). Tokio 2020 se despidió este domingo de los Juegos Olímpicos, el evento deportivo más incierto desde el brote de la pandemia. Y como en 1964, una vez más bajó el telón de una cita olímpica.

Ahora, Tokio 2020 se apresta para recibir los Juegos Paralímpicos a partir del 24 de agosto con presencia mexicana, cuyos representantes suelen ser garantía de podios.

Mayan Oliver, quien terminó su participación en estos Juegos Olímpicos en el lugar 15 en la modalidad de pentatlón moderno, portó la bandera mexicana de la delegación nacional, que terminó en el casillero número 84 del medallero con cuatro preseas de bronce.

La emotiva y colorida ceremonia de clausura tuvo un colofón de sentimientos encontrados, en medio de la incertidumbre por sacar avante un evento caracterizado por la ausencia de aficionados y el riesgo latente, que permaneció hasta en los últimos días, de una nueva postergación a raíz del incremento de contagios de covid-19.

Más allá esto, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, resaltó que Tokio 2020 envió al mundo un mensaje de “esperanza, solidaridad y paz”.

En su discurso de despedida, Bach reiteró: “Queridos atletas: durante los últimos 16 días nos han impresionado con sus alcances deportivos, con su excelencia, con su gozo, con sus lágrimas. Ustedes han creado la magia de los Juegos Olímpicos Tokio 2020: fueron más rápidos, más altos, fueron más fuertes, porque todos se veían juntos en solidaridad.

“Estuvieron compitiendo severamente uno con el otro por la gloria olímpica, al mismo tiempo vivieron pacíficamente bajo el mismo techo en la Villa Olímpica. Este es un mensaje muy poderoso de solidaridad y de paz”, destacó Bach en su discurso.

El presidente del COI ponderó sobre todo a los atletas que, dijo, “nos inspiraron con el poder unificador del deporte, e incluso más destacable con los desafíos de la pandemia. En estos momentos tan difíciles dieron al mundo el más preciado de los regalos: esperanza”.

París 2024

Thomas Bach finalizó su discurso y, de acuerdo a la tradición, convocó a la juventud del mundo a reunirse ahora en París 2024 para la XXXIII Olimpiada de la era moderna.

El presidente del Comité Olímpico Internacional declaró formalmente clausurados los Juegos Olímpicos Tokio 2020 –“el que más desafíos ha presentado”, desde el comienzo de la pandemia, aseguró– a las 08:07 horas en el tiempo del centro de México.

La llama olímpica se extinguió un año más tarde de su fecha original prevista, pero volverá a encenderse dentro de 2 años, 11 meses y tres semanas.

Antes, las actividades deportivas seguirán en Tokio a partir del 24 de agosto, y hasta el 5 de septiembre, con los Juegos Paralímpicos.

La bandera del COI fue entregada por el gobernador de Tokio, Koike Yuriko, a Thomas Bach, quien a su vez traspasó a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, anfitriona de la siguiente escala olímpica, junto con la presentación, a la distancia, de la bienvenida de la siguiente cita olímpica por medio de espectaculares imágenes, en versión de película, de París 2024.

Sin asistencia de espectadores, como sucedió en la ceremonia de apertura, el acto dio comienzo con un espectacular juego de luces que reflejó en todo lo alto los aros olímpicos, y el desfile de las banderas, portadas por sus atletas que permanecieron en Tokio , representando a los 205 países participantes.

El acto continuó con una demostración musical, acompañado con pasajes de la cultura japonesa, la ejecución del tradicional himno de la alegría por un grupo local. Y por primera ocasión en la historia de las ceremonias de clausura de unos Juegos Olímpicos se escuchó el himno de un país cuyos atletas ganaron las medallas de oro en la prueba de maratón varonil y femenil.

Así, el himno de Kenia sonó en dos ocasiones durante la ceremonia de premiación de las categorías varonil y femenil por las medallas de oro que se colgaron personalmente, conforme a la nueva modalidad, Eliud Kipchoge, quien revalidó el título obtenido en Río 2016, y Peres Jepchirchir, en la rama femenil.

El acto final llegó con una variedad de fuegos artificiales y un mensaje proyectado en la pantalla gigante del estadio.

Simplemente: “ARIGATO” (Gracias) de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, en uno de los peores momentos de la pandemia.