Argentina reduce vuelos a Europa para evitar ingreso de más cepas de COVID-19

Argentina informó el sábado que reducirá un 20% la frecuencia de los vuelos de Europa y mantendrá la suspensión de los provenientes de Brasil y Chile para evitar que nuevas cepas de coronavirus se propaguen por el país, en momentos en que atraviesa una segunda ola de contagios.

La medida, que comenzará a regir desde el sábado, también prorrogó la suspensión de operaciones de transporte aéreo de pasajeros que tengan como origen o destino al Reino Unido, Irlanda del Norte e India y agregó a Turquía y países de África.

La decisión, que incluye testeos y aislamiento obligatorio para quienes ingresen al país desde otras regiones, no mencionó a México, cuyos vuelos estaban suspendidos.

“En el actual contexto epidemiológico, el riesgo de introducción de nuevas variantes, aún más transmisibles, podría generar un aumento brusco y elevado de casos, lo que llevaría indefectiblemente a una mayor mortalidad”, dijo la normativa publicada en el Boletín Oficial, que hizo referencia a las variantes Delta y Beta de coronavirus.

El Gobierno anunció el viernes la extensión de restricciones de circulación hasta el 25 de junio, aunque éstas no incluyen medidas de confinamiento estricto.

Por su parte, la provincia de Buenos Aires, la más poblada del país, dispuso la reanudación de las clases presenciales en las escuelas a partir del miércoles próximo, un tema que había generado polémica y era reclamado desde varios sectores.

En los últimos meses, el ritmo de envíos de vacunas al país sudamericano se ha acelerado. Según datos oficiales, con el arribo de nuevas dosis el sábado y el lunes próximo, el país habrá recibido unas 20,6 millones.

Argentina, que tiene una población de unos 45 millones de habitantes, registró hasta el viernes 4.093.090 casos de COVID-19, con 84.628 muertes.

 

Fuente:VOA/Foto:Archivo/JAC