ACERTIJOS

*Las historias por contarse. Camelot.

 

LUIS MIGUEL (PARTE DOS)

 

La semana ha sido y será de Luis Miguel, confieso que aún no veo los dos nuevos capítulos, me la hago yo mismo de emoción, es que encontré en Netflix una serie llamada ‘La serpiente’, donde un par de embaucadores van liquidando turista para robarles sus cheques de viajeros, y ahí voy por terminarla. Las series tienen una característica, te picas y no dejas de verlas, me ocurrió con The Crown, la corona, de la vida de la Reina Isabel y su familia, en la monarquía que le da vida a Londres y al Reino Unido y a la Commonwealth, y amigos que los acompañan. Y el diario El País, con su extraordinaria reportera, Elena Reina, hizo una semblanza del segundo suceso en la serie de Luis Miguel, llamándole: “El regreso de Luis Miguel mortal”. Va una parte: “Ya no es un niño. Ni una víctima de las tropelías y desmanes de su padre, Luisito Rey. Tiene entre 20 años y 35. Bebe cantidades ingentes de Jack Daniel’s en las rocas, una hija de la que se ha desentendido casi toda su infancia, una familia rota por la sombra negra del asesinato de su madre, unos hermanos huérfanos que pagan el precio de su estrellato. Y lo que se veía: un mito que crece imparable en esos años, un símbolo inmortal para millones de fans en el continente americano. Luis Miguel se convierte en esta época en un referente aspiracional como pocos, cuyo personaje trasciende a su música. Netflix aborda en esta nueva entrega de la serie sobre la vida del cantante mexicano el reto de mostrar la cara más dura y turbia del rey de la música latina. El regreso del Luis Miguel mortal”.

 

EL GUIONISTA

 

Aún más: “La carnaza mediática de la que había vivido el papel couché latinoamericano durante décadas se servía ahora en bandeja de plata. Una serie con producción estadounidense, supervisada por el propio Luis Miguel, dispuesto a contar por primera vez su historia íntima. Y después de una primera temporada marcada por el villano favorito de México, Luis Rey (su padre), interpretado por el actor español Óscar Jaenada, llega la etapa de la carrera del también llamado El Sol de México de la que mucho se había especulado, pero poco o casi nada había confirmado. Luis Miguel te lo cuenta y te lo lleva a tu casa.

El líder del equipo de guionistas, el escritor Daniel Krauze, reconoce a EL PAÍS que el punto más importante para todo el equipo de producción y actores —especialmente el que hace de Luis Miguel, Diego Boneta— era ser lo más fiel posible a la realidad del artista. “Nos tomamos en serio que estamos haciendo una serie sobre la vida de alguien vivo y tenemos que hacer un retrato justo. Sabemos que genera mucho morbo porque ha sido muy hermético, porque la gente no sabe nada de estos puntos de su vida o los sabe a medias. Por eso nos tardamos tanto, no queríamos hacer algo sensacionalista”, explica Krauze.

 

LOS AMIGOS DE LUIS MIGUEL (ALEMAN MAGNANI)

 

Otro poco: “¿Cómo saber en qué momento lo que sale en la pantalla fue tal cual en su vida? Es la pregunta que muchos espectadores se hacen en cada capítulo. La intención de ver Luis Miguel: la serie va mucho más allá del entretenimiento de la ficción. “Hay algo que no podemos perder de vista. Luis Miguel es Luis Miguel. No va a venir a mi casa a tomarse un café y contarme su vida. Eso no quiere decir que no haya un canal con él. Hay muchos filtros de mucha gente del equipo que lo ha conocido, especialmente Miguel Alemán Magnani [nieto del expresidente de México], muy cercano a la producción que nos ha aportado datos, momentos importantes que había que mencionar, más allá de la dramatización de la historia”, explica el guionista. Y advierte: “Los momentos medulares de la serie están basados en hechos reales”. Ayer mismo su exsuegra, Tony Starr, esposa del empresario Jaime Camil, aquel que en el primer capítulo salvó a Luis Miguel al prestarle dinero en millones para que pagara al fisco, y madre de Isabella Camil, reveló que el amor de su vida de Luis Miguel había sido su hija, pero la vida, la caprichosa vida, los llevó por derroteros diferentes y cada quien tomó su camino.

www.gilbertohaazdiez.com