ACERTIJOS

Gilberto Haaz Diez

*Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador. Federico Fellini (1920-1993) Director de cine italiano. Camelot.

EN HORAS DE TEDIO

Uno tiene que pasar los días y las horas haciendo tiempo. No hay prisa que corra. Como el poema de Rafael Alberti: “Hay noches en que las horas se hacen de piedra en los espacios,
en las venas no andan y los silencios yerguen siglos y dioses futuros”. Entre libros, noticieros de la misma pandemia, enfrentamientos presidenciales con comunicadores (ahora fue Leo Zuckerman), así se va la vida como aquella Paloma, que se equivocaba, por ir al norte iba al sur y creyó que el trigo era agua. Uno ve cintas recomendables en Netflix, que es parte de nuestra vida. Llega a tanto su captación, que hay hora picos donde se satura y empalma la imagen, y hay que esperar a que afloje el cuerpo. Repaso la temporada última de Billions, esos millonarios y fiscales que juegan con la vida de todos los que se dejan y hacen la serie interesante, con un gran duelo de actuación: Paul Giamatti y Damian Lewis, sin dejar de lado a la bella esposa, Maggie Siff.

EN NETFLIX

En Netflix como en el mar, la vida es más sabrosa. Apenas ayer vi Fiebre de ladrillo, una buena serie de dos tipos que juegan a la inmobiliaria y hacen fraudes en abonos chiquitos, como ya saben quién. Aceptable para matar el tiempo. Otra es el estreno de El ultimo baile, (The last dance). Un documental de la cadena con ESPN donde cuenta la historia de tres grandes del baloncesto de Chicago Bulls, Michael Jordan y Scotiie Pipen y Denis Rodman, aquel locochón que se vestía de mujer. El documental de 10 episodios, donde solo nos dejaron ver tres para mantenernos en suspenso como Alfred Hitchkock, cuenta cómo llegó el más grande basquetbolista de todos los tiempos. Solo ha habido en el mundo tres grandes figuras: Babe Ruth, Mohamed Alí y Michael Jordan. De sus inicios apurados en la economía hasta llegar a ganar bolsas millonarias y los 5 o 6 campeonatos de la NBA. Esa toma de Michael Air Jordan, donde se eleva hasta el tablero para encestar, una foto que se volvió histórica y dio la vuelta al mundo. Interesante, esos tres capítulos los vi en una tarde. Hay que esperar el lunes a los demás.

LIBROS Y CINTAS

Hay mucho que ver, entre los buenos libros y las cintas, la vida de uno transcurre en la Fase 3, donde López Gattel y Javier Alatorre se dieron un abacho becho y nada pasó. Mas todo pasa, todo pasará. Los patrones de ambos, AMLO y Ricardo Salinas Pliego, son como dos hermanos para los negocios entre sus compañías y el gobierno, y pues, por lógica, nada se iba a fracturar. La hipótesis más caliente fue que Salinas ya estaba hasta el gorro con el cierre de negocios, pues nadie tiene trabajo y sus abonos chiquitos languidecen. En fin, no pasó más que de un round de sombra. El petróleo en el sótano, y uno que va a una gasolinera está esperando que no le cobren y le den el cambio. Están también las series para los jóvenes: Elite, La Casa de Papel, Vis a Vis, Strangher Things, hay mucho de dónde escoger, y para los niños muy pequeños, ni se diga. En lo que la Pandemia se va y uno se cuida la vida, ahí vamos pasando el tiempo, porque el tiempo, lo decía Kamalucas, un filósofo de mi pueblo: El tiempo es la moneda de la vida, la única moneda que uno tiene.
www.gilbertohaazdiez.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.