ACERTIJOS

Gilberto Haaz Diez

*Resistid al Diablo y huirá de vosotros. Versículo de La Biblia. Camelot

LA PODEROSA VOZ DE LA IGLESIA

Distraídos por la pandemia del Coronavirus, cuidándonos, guardando nuestra sana distancia, haciendo lo que más se puede al quedarse en casa, nos hemos olvidado de problemas torales que pasan en Veracruz. Pero ayer mismo, una voz muy autorizada, la del Arzobispo de Veracruz, el mendocino Hipólito Reyes Larios, desde su púlpito en redes sociales, pidió tener misericordia por los que están enfermos y sin trabajo. Ayer mismo por la tarde, un jovencito de unos 15 años llegó y tocó la puerta de mi casa, venía en su bicicleta y al lado traía una cubeta y unos trapos, pedía si se podía lavar un auto, o dos, o los que pudiera. No me di cuenta de ello y cuando bajé a darle una propina no lo encontré, porque jóvenes así se van ganando la vida dominical en ayuda para ellos mismos, se me había ido y lo lamenté, hay mucha gente sin trabajo y el gobierno de Veracruz como si nada, el Arzobispo oró por ellos. Pero también le dijo al gobierno el huevo y quien lo puso. Lamentó que ‘la violencia haya aumentado para los periodistas y ediles en el estado de Veracruz’: “La violencia se ha acrecentado en estos últimos días, sobre todo le ha tocado a periodistas, le ha tocado a varios ediles aquí en nuestro estado, tenemos que estar muy atentos, porque tal parece que esto no para a los que son violentos o tienen resentimientos o ajustes de cuentas”. Y oró por la paz, ante tanta violencia, asesinatos, secuestros, extorsiones. El Coronavirus nos trae distraídos, a nosotros y al gobierno, uno abre las páginas de notas rojas de los diarios y eso encuentra: Ejecuciones, levantones, secuestros, extorsiones, muertes de jovencitas tiradas a tumbas de fosas comunes, esto no para, tiene razón el Arzobispo.

UNA GRAN PÉRDIDA

Orizaba se lamentó en un día domingo, por la tarde comenzó a circular la noticia de que había fallecido el Maestro Eduardo Sánchez Carrasco. Un músico excepcional, mejor persona, mejor hombre. Una gente nacida en esta Orizaba, donde aquí entregó todo su arte a través de la orquesta de cámara de la SEV y durante tantos años que se dedicó a la música, a la enseñanza, a los conciertos, a estudiar y a estudiar. A sus 65 años falleció de una dolencia de la que se atendía. Las esquelas en los diarios locales, le hacen ver la estima y admiración y reconocimiento que se tenía por su trabajo en esta ciudad y en todo el estado de Veracruz. A su familia, nuestro sentido pésame. Qué descanse en paz.

LAS GRANDES COLAS

Lunes por la mañana, uno ve la orizabeña calle Madero atestada de gente que se forma en una fila para acceder a Banamex y cobrar los apoyos de los programas sociales. Un policía municipal puja porque guarden la sana distancia. Imposible. El  dinero es la vida y van por él. La mayoría trae tapabocas, hay tiendas de súper servicios donde ya no los dejan entrar si no traen cubre bocas, muy indispensables, como ya lo hicieron en el Metro de Ciudad de México. Aquí las colas son de tres cuadras, frente al banco y dos que dan la vuelta. Gente de niveles socioeconómicos de pensiones. Los viejitos van en sus días de paga, cuando les llega la pensión, hoy se ven desde jóvenes hasta adultos medianos. Todos por el dinero que se necesita en estos días que el trabajo se ha perdido y que escasea todo.
www.gilbertohaazdiez.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.