Acatan la suspensión los negocios no esenciales

Acatan la suspensión los negocios no esenciales

*.-Tienda de ropa en Juárez y 5 de Mayo mantuvo un tanto abierta la cortina y una empleada la ofrecía a las pocas personas que pasaban.

Manuel Regueyra
Reportero de Crónica TB

La mayoría de los comercios no esenciales acataron las indicaciones dadas por la Secretaría de Salud Estatal, para que los días 15, 16 y 17 de mayo suspendieran su atención al público y poder evitar contagios por coronavirus.
El viernes 15 de mayo, el director de Comercio dijo que solamente el 50 por ciento de los negocios no esenciales cerraron de manera voluntaria, mientras que el otro 50 por ciento se tuvo que apoyar en la Policía Preventiva Municipal para que bajaran la cortina.
Ayer domingo, tercer y último día de la suspensión al publico de los negocios no esenciales, en el primer cuadro de la ciudad solamente se mantenían abiertas las farmacias, taquerías y tiendas de abarrotes, mientras que en las calles, sobre todo en Juárez y Madero, había vendedores de frutas, aguas frescas y verduras.
Quien se ha resistido a cerrar completamente es la tienda de ropa que está en la esquina que hacen avenida Juárez y la calle 5 de Mayo, la tienda, que normalmente exhibe la ropa que vende ocupando la mitad de la avenida y la mitad de la calle, ayer mantenía la cortina un tanto levantada y una persona ofrecía la ropa a las pocas personas que pasaban por ahí.
Y aunque dijo el director de Comercio, Santiago Figueroa Robles, que los tres días de suspensión iban a mantener vigilancia para no permitir que los negocios no esenciales abrieran, por lo menos ayer domingo al personal de Comercio no se le vio por el centro de la ciudad.
Y nos hicieron llegar imágenes de una casa que está en la calle El Soldado y Matamoros, a la que acuden más de una docena de niños a clases que da una profesora que vive ahí.
Las personas que nos enviaron las imágenes no culpan a la profesora de irresponsable, sino a los padres de familia de los niños, que con tal de deshacerse unas horas de sus hijos, no les importa que se puedan contagiar.
Y que no es la única escuelita, que hay una en la avenida Insurgentes, otra en el barrio de Cojinillo y una más en el barrio de Torreón, y que seguramente haya más escuelitas clandestinas.