A Meade y a González Anaya se les entregaron 4 millones en sus casas: Lozoya

*Este miércoles circuló la versión completa de la denuncia de Emilio Lozoya ante la FGR, donde detalla cómo fluyeron los sobornos de la constructora Odebrecht durante la campaña de EPN y la aprobación de las reformas estructurales

EL UNIVERSAL

La mañana del 11 de agosto pasado, Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos, (Pemex), entregó una denuncia de hechos a la Fiscalía General de la República, en la que relata cómo dirigió más de 500 millones de pesos en sobornos para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, la aprobación de las reformas estructurales, en especial la energética, y otros.

Según la denuncia, consultada por EL UNIVERSAL, Lozoya narra que el 15 de septiembre de 2014  y por “instrucciones de Luis Videgaray”, se entregaron 4 millones 390 mil pesos a José Antonio González Anaya y 4 millones a José Antonio Meade, entonces canciller.
José Antonio González Anaya era entonces director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Entre el 17 y el 20 de septiembre de 2014 se entregaron 4 millones de pesos a Carlos Treviño Medina. “Los recursos fueron entregados por Norberto Gallardo en sus domicilios personales”. Entonces, Treviño Medina era director de finanzas del IMSS.

“En estos tres casos, en particular, la instrucción precisa de Luis Videgaray era que se debían de entregar en portafolio de trabajo dichas cantidades a las personas antes referidas y que se les tenía que decir , por parte de Norberto Gallardo de forma expresa, que dichas entregas de dinero eran de parte de Luis Videgaray Caso”, se lee en la denuncia de Lozoya.

Lozoya no especifica o detalla con qué objeto se les mandó el dinero a sus domicilios.

En la denuncia, además, se lee que Lozoya dio 6 millones 800 mil pesos a Ricardo Anaya, por instrucciones de Luis Videgaray.
FGR investiga filtración

La Fiscalía General de la República (FGR) inició carpeta de investigación por la difusión de la copia de la denuncia presentada por Emilio Lozoya el pasado 11 de agosto en contra de los ex presidentes Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y Carlos Salinas de Gortari por actos de corrupción.

Mediante un comunicado la institución se deslindó de la filtración del documento a los medios de comunicación y afirmó que citará a quienes hayan tenido acceso al mismo para realizar las diligencias ministeriales necesarias.

“Invitamos también a quienes la recibieron para que proporcionen el origen de dicho envío”, invitó.