A Delfín se le atravesó un árbol

+.- Presumen que murió instantáneamente.

Humberto Gutiérrez Robles

Reportero de CRÓNICA TB

Tierra Blanca, Ver.- Trágica muerte encontró el Señor Francisco Delfín Mora, cuando se desplazaba en su motocicleta sobre la carretera estatal que lleva de esta ciudad a El Jícaro, donde presumiblemente perdió el control de la unidad y se fue a estrellar contra un árbol, el personal de emergencia que acudió ya nada pudo hacer.

A las 16:20 horas de este domingo, conductores que circulaban sobre la carretera estatal que lleva de Tierra Blanca, Veracruz a la congregación de El Jícaro, observaron que en la recta que está a la altura del puente de “Estanzuela” con dirección a El Jícaro, se alcanzaba a ver una motocicleta metida entre la maleza.

Era una Italika modelo reciente color blanco con rojo, la cual estaba impactada contra un árbol, metros más allá hacia una vereda de un cañal que está en esa zona, alcanzaron a ver como estaba tirada una persona del sexo masculino, por lo que se aseguró que era el conductor de esa unidad.

De inmediato los hechos fueron reportados a la Dirección de Protección Civil Municipal, de donde salió una unidad de emergencias SAMUV hacia el lugar de los hechos.

Así también se le daba detalles del accidente a la Base del Escuadrón Nacional de Rescate quienes se movilizaban hacia esa zona también.

Al llegar al lugar de los hechos el personal de emergencias SAMUV se encontró en efecto con el accidente y así se dirigieron hasta donde se encontraba quien fungía presumiblemente como conductor de la motocicleta.

Cuando lo checaron ya no tenía signos, estaba sin vida, por lo que al arribar efectivos de la policía Municipal y de la Fuerza Civil, los efectivos procedieron a acordonar el área en espera del personal de la Fiscalía General.

Más tarde en la escena del accidente, era identificado el occiso como Francisco Delfín Mora de 56 años de edad y tuvo su domicilio en la calle Josefa Ortiz de Domínguez sin número del barrio y El Terraplén.

El cuerpo fue levantado en presencia del personal de la Fiscalía y de Peritos criminalistas que llegaron para ser llevado al Servicio Médico Forense, donde quedaba depositado para la necropsia de ley y su identificación oficial.

La zona fue abanderada por el personal del escuadrón Nacional de Rescate y de las fuerzas del orden.