De entender y sindicatos

Me parece que la civilización tiende más a refinar el vicio que perfeccionar la virtud

Edmond Thiaudiere

Salvo los puestos que tiene que aprobar el Cabildo, quien tiene la facultad de contratar personal de confianza y despedirlo es El Preciso, nadie más.

Entonces cómo podemos entender que Vicente de Jesús Maza Hernández, quien fuera separado de su cargo en la Jefatura de Alumbrado Público, ahora la regidora Estefanía Camacho Romay y el regidor Humberto Hernández Ochoa lo tengan, atendiendo en las dos regidurías con un puesto que seguramente ellos lo crearon, Atención Ciudadana.

Y anuncia públicamente su separación del cargo el singular personaje en un video que sube a las redes sociales en el que aparece con el sombrero en la mano diciendo que es importante saber que ya no lo encontrarán en Alumbrado Público (pero no dice por qué), que ahora estará en Atención Ciudadana de las Regiduría 1 y 2, a cargo del compañero Humberto Hernández Ochoa y Estefanía Camacho Romay, que están a cargo de estas Comisiones, que al mover la mano con la que no tiene el sombrero, aparecen en el video con letras color guinda y fondo amarillo.

Y remata Vicentillo con que pondrá todo su ahínco para que la Transformación llegue a Tierra Blanca.

Aunque claramente no se sabe la causa que separó de la Jefatura de Alumbrado Público a Vicentillo, corren dos versiones ahora: la primera que tuvo un enfrentamiento con trabajadores sindicalizados bajo su mando, y la segunda, que chocó con el director de Servicios Públicos Municipales Bruno Daniel Rodríguez Bogart, quien por cierto debe poner más atención para que el parque Juárez no luzca lleno de basura los fines de semana, sábado y domingo, como lucieron el pasado fin de semana, todos los contenedores retacados de basura y mucha tirada en el piso, el aspecto era bastante desagradable.

Y sin importar cualquiera de las dos versiones palaciegas, lo cierto es que El Preciso le dio cuello a Vicentillo y la regidora y el regidor, del mismo partido los tres (Preciso, regidora y regidor), no apoyaron la decisión, buena o mala debieron estar con él, ya que sienta un precedente y lo deja mal parado.

Ahora cualquier empleado de confianza dolosamente puede cometer errores y ya sabe cuál es el camino para que siga en la administración municipal sin importar lo que haya hecho, hay que llorarle a las regidoras y al regidor de Morena y ellos se encargan de convencer al Preciso para que no pase nada.

Y la mayor burla de que la decisión que tomó El Preciso de separar al Vicentillo no sirvió de nada, es que este singular personaje con el sombrero en la mano y de habla ranchero, suba a las redes sociales anunciando que ya no lo encontrarán en Alumbrado Público, que ahora lo pueden encontrar en las Regidurías 1 y 2 que tienen Humberto Hernández Ochoa y Estefanía Camacho Romay, respectivamente.

Que estará, dice Vicentillo, en Atención Ciudadana, Comisión que comparten la regidora y el regidor  de Morena.

Y también hicieron llegar que la otra regidora de Morena, que su mamá trabaja en la administración municipal y es sindicalizada, pues que se la trajo del DIF Municipal a la Oficialía del Registro Civil y está tratando de conseguirle una compensación por el extraordinario trabajo que va a realizar.

Aunque está regidora es incondicional del Preciso, sabe que no debe darle de patadas al pesebre si quiere que estos 4 años pegados a la ubre municipal le vaya muy bien, se ve que es por lo que ella viene, ni qué austeridad ni qué ocho cuartos, dijeran los ancianos, no va a dejar pasar la oportunidad, por lo menos estará ganando 30 mil pesos mensuales, que muy pocos en Tierra Blanca ganan.

¿Usted qué piensa oportunista lector?

Los acuerdos que está negociando la tesorera municipal para aplazar el pago de la segunda parte del aguinaldo del personal sindicalizado son con la dirigencia del Sindicato Único de Trabajadores y Empleados Municipales (Sutem), al considerar que es quien tiene la Titularidad de Las Condiciones Generales de Trabajo por ser el primer sindicato y el que más afiliados tiene.

Sin embargo, aquí lo hemos señalado varias veces, que el Sutem es el sindicato que tiene la Titularidad y por lo tanto es con la dirigencia de este sindicato con la que se sienta El Preciso para tratar los asuntos laborales.

Pero hay un grandísimo detalle que pone al Sutem en la ilegalidad laboral, es cierto que tiene la Titularidad de las Condiciones Generales de Trabajo, pero el actual secretario general que fue elegido en Asamblea de manera curiosa, no cuenta con la Toma de Nota, aunque presume que la tiene, no la muestra.

Y no solamente eso, el Sutem no está dado de alta en el Sistema de Administración Tributaria (SAT) por lo que la Tesorería no puede retener las cuotas sindicales cada quincena, para luego transferirlas a la cuenta bancaria del sindicato y que debe estar registrada también en el SAT.

Es por ello que durante el pasado cuatrienio que concluyó el 31 de diciembre pasado, los sutemistas tenían que darle las cuotas en las manos a la tesorera del sindicato y ellas les daba un comprobante de pago.

Será que el Sutem siga los próximos 4 años en la ilegalidad y el gobierno municipal tratando los asuntos laborales con la dirigencia cuando se habla de que vienen a transformar.

Y permitirá que el secretario general siga como supervisor de bares y cantinas porque resulta de provecho para su economía, cuando puesto debe ocuparlo un empleado de confianza.

Y que más de media docena de sutemistas se pasen la jornada laboral metidos en la oficina del sindicato chacoteando y cobrando su quincena sin hacer nada, con el choro de que están comisionados.

Que lleguen después de la hora de entrada a trabajar y se salgan de la oficina para llevar el lunch al hijo o la hija que tienen en la escuela y a la hora de salida irlo a recoger o abandonarla para tratar de resolver un asunto personal.

Y no debe dejar pasar mucho tiempo El Preciso para revisar Las Condiciones Generales de Trabajo, revisión que no se hace desde el año 2013; unas Condiciones que se deben negociar muy bien porque los sindicalizados gozan de muchos privilegios y es muy poco lo que aportan a cambio.

Así que no está fácil la situación, acabar con tantos vicios en la administración municipal no es cualquier cosa, pero se puede lograr si se quiere, si no, se nada de a muertito, se deja que las cosas sigan igual y pues cuál transformación.

¿Cómo los ves afiliado lector?